dissabte, 24 de març de 2012

Programa 13


Ilustración de Lluís Ràfols


El 29 de junio de 1966 Bob Dylan estampó su moto mientras conducía alocadamente por Woodstock, una zona rural próxima a Nueva York en la que el músico encontró refugio tras una larga y polémica gira por Estados Unidos y Europa. En ella presentaba el material de la trilogía de obras maestras que se inició con "Bring It All Back Home", "Highway 61 Revisited" y "Blonde On Blonde", que cambiarían para siempre el destino de la música pop y que suponieron una de las reinvenciones artísticas más sorprendentes jamás vistas. De cantante folk comprometido con diferentes causas sociales que a través de canciones protesta condenaba las injustícias y las desiagualdades, a estrella del rock perdonavidas que parecía no deberse a nada ni a nadie. La etapa de "las canciones que señalaban con el dedo" y que colocaban a Dylan en la incómoda tesitura de ser una suerte de líder generacional se había finiquitado con tres discos colosales cargados de electricidad y textos surrealistas. Sus fans lo tildaron de traidor y a lo largo de la gira Dylan fue abucheado noche tras noche cuando, parapetado tras un moderno traje a lo Caarnaby Street, daba por finalizado el pase acústico para lanzarse con su flamante nueva banda a tocar anfetamínicos temas de rock´n´roll. La banda que lo acompañaba en aquella gira eran los Hawks, que más adelante se convertirían en The Band.La presión a la que Dylan y The Hawks se vieron sometidos durante todas las fechas de la gira pasaron factura, y al finalizar ésta, Dylan arrastraba un agotamiento nervioso que rayaba el psicoticismo, agravado por la fuerte drogodependencia que arrastraba.

El accidente de moto, la rueda de atrás de su Trimph se bloqueó provocando importante lesiones al músico, retiró a Dylan del plano público e interrumpió una de las más efervescentes fases creativas de su carrera, para devolverlo más tarde en una nueva encarnación alejada de los logros anteriores de su carrera. Justo antes del accidente Dylan era un protopunk camino de la audestrucción. El inesperado accidente fue un aviso que el músico se tomó muy en serio. Las primeras medidas que tomó fue refugiarse en su casa de Woodstock junto a su familia y desaparecer del mapa durante tres interminables años en los que todo el mundo lanzaba toda clase de especulaciones. ¿Habrá muerto? ¿Estará retenido por la CIA en un centro de reclusión para comunistas peligrosos? ¿Estará quemando incienso en la India?

En realidad Dylan, ajeno a todo lo que le rodeaba, estaba concentrado en recuperar el tiempo perdido con los suyos, viviendo una vida tranquila en un entorno rural libre de las presiones que a punto estuvieron de mandarlo al otro barrio. No lejos de su residencia, los miembros de The Hawks (que ya habían decidido cambiar su nombre por un simple The Band), establecieron su centro de operaciones en una pequeña casucha de aspecto estrafalario pintada de color rosa, con el fin de empezar a trabajar en el material que lanzarían en su debut discográfico como grupo. Dylan, para salir de la monotonía de la vida en el campo, empezó a visitarles y de forma natural empezaron a tocar música en el sótano de Big Pink (nombre con el que se conocía la casita alquilada por los Halcones en aquellos lares). Lo que empezó como un divertimento se fue convirtiendo en el germen de la nueva encarnación de Dylan y la base del sonido de los en un futuro inmediato muy influyentes The Band. La cintas piratas de aquellas sesiones informales empezaron a circular entre músicos y fans de Bob Dylan, envueltas en un halo de misterio y poseedoras de un sonido inédito, que despejado del influjo de las modas abrazaba el pasado y la tradición, con los músicos explorando sus raíces y tansmitiendo sentimientos y emociones eternas a través de unas canciones atemporales. "The Basement Tapes", "Music from Big Pink"(el disco en el que trabajaron paralelamente The Band mientras ensayaban con Dylan) y "John Wesley Harding"(disco con el que Dylan regresaría tras tres años de retiro discográfico) son tres fuentes que conforman una de las trilogías musicales más influyentes en el medio siglo de vida del rock, y suponen un cambio en el paradigma imperante, marcado por la aristocracia del rock inglesa, Beatles y Stones, que en aquellas fechas facturaban sus álbumes psicodélicos ajenos al retorno a las raíces que vía Dylan-The Band se estaba produciendo.

Los Rolling Stones publicaban en 1967 su controvertido "Their Satanic Majesties Request", su particular réplica al "Sgt Peppers Lonely Heart Club Band" de los cuatro de Liverpool, intentando de paso sintonizar con los tiempos acomodando su música a los arquetipos de la Era Psicodélica que en el verano del amor de aquel año era la cabeza del iceberg de la Contracultura. Los Fab Four no quedaron muy satisfechos con los resultados, aunque en el álbum hay canciones muy destacables como esa gema de orfebrería pop que es "She´s Like a Rainbow". Tras los excesos lisérgicos los Stones deciden recuperar los orígenes y hurgar en la tradición de la que tanto se han alimentado desde sus inicios. Country, blues, folk y R&B; y claro, la publicación de "Music from Big Pink" y la sorprendente revelación que suponía que las cintas piratas de las Basement Tapes llegasen a tus manos. Los resultados hablan por sí solos: la trilogía definitiva de los Stones, con Beggars Banquet, Leed it Bleed y Sticky Fingers y esa obra maestra que es Exile on Main St.

Por su parte Bob Dylan y The Band prolongarían sus colaboraciones a lo largo de los 70, en álbumes tan magníficos como Planet Waves (1974) o el doble directo Before the Flood, en el que La Banda acompaña a Dylan y éste les cede espacio para que los antiguos halcones interpreten clásicos de su repertorio como "The Weight". En The Last Waltz, último concierto de The Band, Dylan también aparece para interpretar un par de temas de los viejos tiempos del sótano. Aparte de todas estas referencias, los miembros de The Band aparecerán a lo largo de los años colaborando puntualmente en algunos discos de Dylan.

Dylan cumplió 70 tacos el pasado 2012. A día de hoy sigue publicando grandes discos y continua su Never Ending Tour, apareciendo y desapareciendo cuando menos lo esperas en cualquier rincón del planeta. Su legado es Historia, y lejos de convertirse en un anacronismo, su música y su poesía son una de las mayores fitas artísticas del SXX. Buena escucha invisibles republican@s!



Gimme Shelter
ROLLING STONES Let it Bleed (1968)

Goodnight Irene
TOM WAITS Bastards (2005)

Just Like Thumbstone Blues BOB DYLAN Live Bootleg 1966

This Wheels On Fire BOB DYLAN & THE BAND The Basement Tapes


Prodigal Son ROLLING STONES Beggars Banquet (1967)

All Along The Watchtower
JIMI HENDRIX EXPERIENCE Electric Ladyland (1967)

Baby Blue
13TH FLOOR ELVATORS Eastern Everywhere (1967)

The Weight
THE BAND Before the flood (1975)
BOB DYLAN Bootleg Live 1965

Leopard Skin pill Box-Hat
BOB DYLAN Blonde on Blonde (1966)

Odds & Ends
BOB DYLAN & THE BAND The Basement Tapes - gravadas en 1967 y circulando en vinilos piratas hasta su publicación oficial en 1975

She´s Like A Rainbow
ROLLING STONES Their Satanic Majesties Request (1967)

Going to Acapulco
BOB DYLAN & THE BAND The Basement Tapes

facebook