dijous, 5 d’abril de 2012

Programa 15 / 16


Nueva entrada en la República Invisible. Esta vez doble programa dedicado a Thurston Moore y sus compañeros de Sonic Youth. El divorcio de Moore y Kim Gordon ha dejado a la banda en un punto muerto que parece ser definitivo. los componentes del grupo han reaccionado centrándose en sus respectivas carreras en solitario publicando una serie de discos y participando en proyectos en los que nos detendremos en este especial.

A finales del verano pasado Thurstoon Moore publicó un nuevo álbum, Demolished Thougts (Matador/2011). El larguirucho guitarrista nos sorprende con un disco que se aleja del sonido de anteriores incursiones en solitario o con Sonic Youth. No hay rastros de enajenación cacofónica, ni de excesos decibélicos ruidistas; Moore se despoja de viejos ropajes sin por ello perder un ápice de credibilidad y se lanza sin red en la confección de una colección de canciones que suponen un auténtico paso adelante, sin caer en ejercicios de estilo que antaño fueron revolucionarios y que ahora son una mera repetición de esquemas que ha lastrado los últimos discos de Sonic Youth -Whasing Machine (DGC Records/1995) quizás sea su último gran lp. Nos sorprende con un disco de naturaleza eminentemente acústica, de aire introspectivo y hondo calaje emocional. Se prueba nuevos trajes y sale reforzado después de transitar con excelentes resultados y maneras renovadas por facetas que ya dejaba entrever en su anterior trabajo lejos de la bestia sónica.

Trees Outside the Academy (2007), autoeditado a través de su sello Ecstatic Peace! y distribuido por la multinacional Universal Records, es un revigorizante ejercicio en el que Moore se reconcilia con su pasado, apuntala su presente y pone la semilla que le permitirá transitar nuevos caminos en el futuro. Producido por John Agnello (viejo conocido con el que ya trabajo enn algunos discos de Sonic Youth) y grabado en los estudios de J Mascis en Massachusetts (el dinosaurio colabora en el disco aportando su guitarra en algunos temas), el álbum satisfará a los seguidores de la banda madre y a nuevos adeptos al culto sónico. Hay mucho de autobiográfico en el álbum, Moore se autoafirma reivindicando sus influencias; en el booklet del cd se pueden ver fotos de un adolecscente Thurstoon posando con el Metal Machine Music de Lou Reed (él mismo confeccionaría su propio disco de cacofonías ruidistas electrónico-industriales bajo el sugerente título de A Suicide Notes for Acoustic Guitar años más tarde) y con el Horses de Patti Smith. También añade un texto en que pone de relieve su filiación a todos los sonidos provenientes del CBGB´s neoyorquino, principalmente los de Ramones y Neon Boys, y se añade por ende a sí mismo en una concepción musical que aglutina a la Velvet Underground y a los inevitables referentes del rock de Detroit (Stooges y MC5). Una última concesión al pasado es la inclusión en el disco de una tape que el púber Thurston grabó con 13 años en el sótano de su casa en cinta de cassete, anécdotica pieza de ruido de acoples visto todo lo que vendría después pero significativa en el sentido de que ya sabía por donde irían los tiros venideros. Por lo demás, en Trees Outside the Academy, Thurston cambia la guitarra eléctrica por una acústica y entrega algunas canciones que podrían haber encajado en los últimos discos de Sonic Youth; Steve "Sonic" Shelley contribuye en la mayoría de canciones sentado a la batería y Mascis (del que en el programa incluimos una tema de su último disco acústoco Several Shades of why) da el toque justo de electricidad con ajustados solos de guitarra. Pero es en otras canciones donde asoman las nuevas inquietudes de Moore, incorporando a menudo el violín de Samara Lubelski en algunos medios tiempos y pasajes intrumentales, ganando en profundidad y anticipando la sorpresa que ha supuesto la publicación del reciente Demolished Thoughts.

En los Pensamientos Demolidos Moore nos entrega una nueva versión de sí mismo, en la que a duras penas se pueden atisbar las maneras de la Juventud Sónica, en una rodaja de introspectivo folk con matices psicodélicos. El álbum se beneficia de la excelsa producción de Beck Hansen (pupilo aventajado de las enseñanzas de Thurston Moore y hoy figura respetada del mainstream) y unos arreglos de cuerda magníficos, con Samara Lubelski extrayendo exquisitas melodías a su violín y el arpa de Mary Litterman apareciendo y desapareciendo intermitente entre los envolventes acordes de la guitarra acústica de Moore. El disco se inicia con la entrega de cuatro gemas de etéreo pop entre las que destacan el disparo de salida y single "Benedicton" y "Circulation", en el que definitivamente la banda se sale; la percusión minimalista de Joey Waronker rellena los espacios y la voz de Moore suena próxima, casi confesional, transmitiendo una extraña intensidad que a medida que avanza el disco se va traduciendo en canciones cada vez más complejas (el muchacho nunca fue un prodigio de concreción), ganando las atmósferas psicodélicas terreno a las tonadas de fácil asimilación, sin perder por ello el conjunto un ápice de homogeneidad. Cuando piensas que el disco transitará cauces tranquilos, la experimentación aflora a partir del quinto corte, "Orchard Street", tema que sin duda hubiera insuflado nuevos bríos al agotado discurso de Sonic Youth (seamos justos a pesar de todo: la última referencia de la banda madre -irónicamente titulada The Eternal, apuntaba una recuperación que pocos esperábamos y se puede catalogar como un buen disco que permitía cobijar unas esperanzas lastradas por el anuncio de parada indefinada tras los malos rollos de la pareja principal de compositores).

Y el domingo 20 de febrero de 2012 vino a presentarlo a la 2 del Apolo barcelonés, escenario ideal que permite disfrutar al artista en distancias cortas. Y no defraudó, al contrario, superó las expectativas, al menos las mías. Arropado por otro guitarrista, Samara Lubelski (impresionante sus labores con el violín, tanto en los temas más reposados como en los accesos de desparrame sónico a los que nos sometieron-felicitar al técnico por la sonorización) y por el sólido John Moloney a la batería (ya colaboraron en un tema de Trees Outside the Academy), Thurston Moore ofreció un recital que nos reconcilió con la mejor tradición (vanguardista) rock. El tipo se reivindicó ya desde el principio, con un "Benediction" que evolucionó de timido acercamiento para romper el hielo a salvaje arrebato eléctrico cuando al final del tema sostuvieron la última nota durante más de un minuto. Intercaló piezas de sus últimos lanzamientos, que en vivo ganan en intensidad, con algunos temas de Psychic Hearts ("Ono Soul" y Cindy Rotten Tanx), disco que publicó en 1995 y en el que esculpía con broca gorda concisas píldoras de infeccioso punk psicodélico en chirriantes cacofonías. Entre tema y tema, recitó algunas poesías al más puro estilo Patti Smith, Gerard Malanga o Jim Carroll, lo que no hizo que decayera el ritmo de la actuación, sino más bien al contrario, reforzando la nueva dirección artística en la que se está metiendo (podéis encontrar los poemas en el libreto que acompaña la edición de Demolished Thougths). Quizás el momento personal de cambio en el que está imbuido el artista (es una suposición, claro), con el divorcio de su pareja de siempre como telón de fondo, haya afilado su capacidad de comunicación, porque la comunión que se dio entre Moore y su publico en el Apolo hacía tiempo que no se vivía con Sonic Youth (aunque el concierto de hace un par de años de éstos en Razzmatazz ante una sala que no colgó el cartel de completo fue un auténtico festín de hardcore psicodélico que hizo que les perdonáramos sus complacientes actuaciones en recientes Primavera Sound). Para que os hagáis una idea de por dónde fueron los tiros, deciros que incluso dedicó temas a Lou Reed y a Slayer (sí claro, los de Seasons in the Abyss), no necesitó tirar del cancionero Sonic y se fue entre unánimes aplausos después de cascarse tres bises a lo largo de hora y media de show que nos dejó a todos saciados. Sigue adelante Thurston, semáforo verde!

Pero, ¿y el resto de Sonic Youth? Kim Gordon está metida en un proyecto de rock experimental junto con un guitarrista de free-jazz londinense, Body/Head. No han publicado nada todavía, pero algunos visionados en la red de actuaciones del dúo dejan a las claras que la excitante bajista metida a diseñadora de moda continua por derroteros radicales. Por su parte, Steve Shelley, tras haber colaborado en los dos anteriores discos de The Dessapears, banda de Chicago de rock asimétrico y afilado que en sus filas cuenta con gente de The Ponys, ha pasado a ser miembro estable de los mismos con la publicación de su tercera referencia, Pre Language (Kranky/2012), un tratado de post-punk con reminiscencias a Sonic Youth y a sonidos krautrockeros. Precisamente Steve Shelley colabora también con Lee Renaldo, otro joven sónico que se está tomando muy en serio su carrera en solitario. Lee, que siempre ha estado un poco a la sombra de Moore y Gordon, presenta un trabajo digerible con el que se aleja de otras referencias a su nombre de calado más vanguardista. Btween the Times and the Tide es un disco de efervescente pop psicodélico de guitarras, en el que Renaldo deja espacio para composiciones más serenas y en el que colaboran músicos tan importante como Nels Cline, guitarrista de Wilco. Recomendable.

Además, en estos dos programas hablamos de la colaboración entre Sonic Youth y Todd Haynes, el cineasta yanki que tanto nos gustó con "I´m not there", la caleidoscópica visión de Bob Dylan en la que arroja luz a los incesantes cambios que sufre el genio de Duluth a lo largo de su carrera, excepcionalmente documentado, con original hilo argumental y aportando algunas escenas sencillamente memorables al mundo del celuloide y de la música rock. La banda sonora original de la película cuenta con un elenco de bandas relacionadas con el indie rock entre las que Sonic Youth destaca con su versión del tema que da título a la película, antigua canción que Dylan grabó con The Band en los sótanos de Big Pink. Además, Renaldo arma un supergrupo formado por el mismo y músicos del calibre de Tom Verlaine (Television), Nels Cline otra vez (Wilco), Steve Shelley (de ya sabéis quien), Tony Garnier (bajista colaborador del propio Dylan en sus recientes álbumes) y John Medeski (magnífico y polivalente teclista), con Eddie Vedder (Pearl Jam) y Stephen Malkmus (Pavement) a las voces. La banda fue llamada para la ocasión The Million Dollar Bashers y manufacturan excelentes versiones del cancionero del tío Bob. Eso no es todo, ya en "Velvet Goldmine", Haynes, asesorado por Michael Stipe (REM), fundó una superbanda para versionar a los Stooges en la confección de la banda sonora de lo que debía ser un film alrededor del movimiento glam que generó Bowie en los 70. En el grupo, bautizado Wylde Rattz, estaban ni más ni menos que Ron Asheton (guitarrista original de la primera formación de los Stooges), Thurston Moore, Mike Watt (Minutemen y bajista de los Stooges reencarnados), Steve Shelley, Don Flemming (Gumball) y Mark Arm (Mudhoney).

Bueno, eso es todo, esperamos que disfrutéis de este programa doble, ahora solo tenéis que darle al play (it loud!!!). Para comentarios, sugerencias o peticiones también podéis dirigiros al Facebook de la República Invisible. Salut!!!



CANCIONES PROGRAMA 15

  1. "Benediction" THURSTON MOORE Demolished Thoughts (2011)
  2. "Pay No Mind (Snoozer) BECK Mellow Gold (1994)
  3. "The Shape Is On A Trance" THURSTON MOORE Trees Outside the Academy (2007)
  4. "Listen To Me" J MASCIS A Several Shades of Why (2011)
  5. "Illuminine" THURSTON MOORE Demolished Thoughts (2011)
  6. "Lucky Lightly (for Gregory Corso)" SONIC YOUTH The Eternal (2009)
  7. "Orchard Street" THURSTON MOORE Demolished Thoughts (2011)
  8. "Silver Blue" THURSTON MOORE Trees Outside The Academy (2007)
  9. "Replicate" DISSAPEARS Pre-Language (2012)


CANCIONES PROGRAMA 16
  1. "Cindy (Rotten Tanx)" THURSTON MOORE Psychic Hearts (1995)
  2. "Fri/end" THURSTON MOORE Trees Outside The Academy (2011)
  3. "American Coffin" THURSTON MOORE Trees Outside The Academy (2007)
  4. "Wonderful Witches + Language Meanies THURSTON MOORE Trees Outside The Academy (2007)
  5. "Pre-Language" THE DISSAPEARS Pre-Language (2012)
  6. "Off The Wall" LEE RENALDO Between the Times and the Tide (2012)
  7. "Maggie´s Farm" THE MILLION DOLLAR BASHERS I´m Not There (2008)
  8. "I´m not there" SONIC YOUTH I´m not there (2008)
  9. "I wanna be your lover" YO LA TENGO I´m not there (2008)
  10. "Instrumental" WYLDE RATTZ Velvet Goldmine (2004)
  11. "Teen Age Riot" SONIC YOUTH Daydream Nation (1989)
P.D: Dos días después del concierto de Thurston Moore, John Cale iniciaba en Barcelona su gira Europea. Venía a presentar su nuevo disco Extra Playful, EP que tocó integramente. Ninguna concesión a la nostalgia. No sonaron temas de la Velvet Underground, de su prolífica discografía recurrió a ítems poco conocidos y presentó nuevas piezas de un álbum que verá la luz durante este 2012. Una experiencia total. Un músico legendario sentando cátedra, sonando contemporáneo, sorprendiendo, secundado por una banda de auténtico lujo y un abrupto final en el que nos negó un bis dejándonos con gans de más. Demasiado. Uno de los héroes de la República Invisible por derecho propio.
facebook